Claudia Peña Paredes

Estudiante de la Maestría en Antropolgía Social CIESAS- Sureste Línea de Investigación: Espacio, movilidad y territorio

domingo, mayo 20, 2007

¿El hombre vs los animales o los animales vs el hombre?

La relación entre los animales y los seres humanos se ha dado desde tiempos ancestrales, ambos hemos establecidos conexiones no sólo de sobrevivencia sino afectivas. Sin embargo, el hombre se ha empeñado en manipular dicha relación con fines que rebasan los aspectos antes mencionados, en ese afán de control se ha encargado de un control extremo no sólo en el crecimiento de los animales tanto comestibles como los denominados exóticos, sino de una comercialización masiva de sus derivados, lo que tiene como consecuencia la presencia de innumerables enfermedades mortales para el hombre nunca antes vistas. Bajo esta visión Michael Greger desarrolla un amplio recorrido acerca del trato de hombre hacia los animales domésticos, lo que lo lleva a anunciar la emergencia de las enfermedades infecciosas.
El artículo tiene como principal objetivo mostrar las causas y los efectos de las enfermedades infecciosas en la salud de los seres humanos, a consecuencia de la manipulación de los animales domésticos. De esta manera, el autor parte de la tesis central de que son los animales los principales portadores de enfermedades antes desconocidas, así como la falta de una cultura alimenticia de la población, el poco control de los gobiernos por leyes alimenticias y la conciencia de los productores son las principales causas de enfermedades terribles. En este tenor el autor propone el término de Zoonosis para clasificar a un sin fin de enfermedades propagadas por los animales, al respecto los especialista afirman "la propagación de microbios de los animales hacia los humanos ha sido inevitable".
Por lo anterior, organizaciones mundiales especialistas en medicina han dedicado la mayoría de sus estudios en el análisis de los efectos a la salud de las enfermedades infecciosas. De esta manera, Greger desarrolla la historia de los virus en cuatro etapas o eras. En la primera se establece que las enfermedades de los humanos se han trasformado con la adquisición y domesticación de los animales. La segunda inicia con la Revolución Industrial, donde las enfermedades evolucionaron (aparece el cáncer, los padecimientos del corazón y la diabetes) y fueron nombradas "las enfermedades de la civilización". La tercera era se caracteriza por la entrada de las enfermedades de zoonosis. Actualmente, se habla de una cuarta era la cual está guiada por el desequilibrio ecológico.
Ante este escenario parecería que ninguno de los alimentos que día a día acompañan nuestra mesa son "saludables", sino todo lo contrario, existe incluso un terror (considero) acerca de la presencia de los virus, en la leche, agua, carne, pollo, en todos los animales, lo que me guía a preguntarme ¿hacia dónde vamos?.
Si bien es cierto que los controles de calidad de los alimentos es decadente sobretodo en países subdesarrollados, la mayoría de los productos provienen de Estados Unidos, quien bajo la visión de libre mercado sólo muestra interés en el aumento de capital y no de calidad de sus productos. Parece que los gobiernos han encontrado la formula perfecta para destruir a los pequeños productos. Lo que significa la entrada sin barreras de productos alimenticios de origen norteamericano. Está visión por supuesto afecta la salud de la población, lo que genera tal como el autor establece que enfermedades que parecían estar controladas como la tuberculosis, el sarampión, la salmonelosis sean hoy las enfermedades con mayor número de muertos en todo el mundo. La alarma está encendida, es cierto que uno de los principales factores de esta crisis es la globalización, pero otro actor de suma importancia es el ser humano, y tal como el autor concluye la enfermedades transmitidas por los animales, también son a consecuencia de la excesiva manipulación del medio ambiente, ya que las especies se ven en la necesidad de adaptarse a cambios drásticos del medio.
Es cierto que la solución es cambiar los hábitos alimentarios, poner atención en los alimentos que ingerimos a diario, pero mientras la conciencia del hombre no este guiada a restablecer su relación con el medio ambiente, las enfermedades continuaran su camino sin reparo. La solución es entonces el restablecimiento de los ciclos ecológicos… la pregunta es entonces ¿si el hombre es capaz de culminar su egoísmo algún día?...

1 Comments:

At 5:50 p. m., Blogger Ron said...

Muy eloquente. Pero, ¿será tan dificil reestablecer nuestros ciclos con el ambiente, a volver a ser sanos en nuestro mundo? Creo que no hemos llegado todavía tan lejos. Pones el dedo sobre el punto neuráligico: desarrollar una consideración (que despues convierta en compasión) por los demas--incluyendo a los animales, seres sintientes hermanos, caray. Trascender nuestro egoismo, esta exagerada apreciación de nuestra propia importancia. bueno, desde cuando...

 

Publicar un comentario

<< Home